• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Una Supersecretaría de la Comunicación Pública

Abal_Medina_Argentina

La presidenta Cristina Kirchner decidió unificar los criterios de diagramación y ejecución de las acciones del Gobierno a través de la creación de la Secretaría de Comunicación Pública, que quedará a cargo del ex secretario de la Gestión Pública, Juan Manuel Abal Medina

Esta nueva oficina, bajo el ala de la Jefatura de Gabinete pero con llegada directa al despacho de la Presidenta el diseño de políticas de difusión de las actividades del Ejecutivo, supervisará los contenidos del sistema de medios públicos y la planificación del reparto de la publicidad oficial, además de la representación de la Jefatura de Gabinete ante el Programa Fútbol para Todos. Sin embargo, Además, la responsabilidad más novedosa de Abal Medina será encabezar el flamante Consejo Coordinador de Políticas de Comunicación Pública, con la misión de unificar el trabajo en esa materia de distintas dependencias del Estado.

La designación del joven politólogo de 41 años al frente de la nueva Secretaría se oficializó hoy con la publicación en el Boletín Oficial de los decretos 14 al 20/2011. Según el texto, el funcionario tendrá a su cargo “entender en la formulación, ejecución y supervisión de la política de comunicación pública” del Poder Ejecutivo, además de “la comunicación de las actividades del Sector Público Nacional, de los actos del Estado y en su relación institucional con los medios de comunicación”.

A estas funciones se agrega la de “administrar y supervisar los medios de difusión que se encuentran bajo la responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional” y también aquellos en los que el Estado sea accionista, y “coordinar y verificar la ejecución de las políticas fijadas por el Estado Nacional para el sector de la radiodifusión”, lo cual le asegurará cierto nivel de control sobre los contenidos de los canales públicos de televisión y de Radio Nacional. También formará parte, como representante de la Jefatura de Gabinete, del Comité que maneja el programa Fútbol para Todos, con la función de intervenir “en las materias propias de la comunicación pública”.

Otra atribución de la nueva secretaría será, tal como aparece en el decreto, “entender y efectuar la planificación y ejecución de la publicidad oficial de gestión centralizada y aprobar los lineamientos de la descentralizada”. De esta manera, Abal Medina manejará, directa o indirectamente, los recursos que distribuye el Ejecutivo en materia de pauta publicitaria, algo que despertó las críticas de la oposición.

La conformación de esta nueva Secretaría aparece relacionada con el calendario electoral: en Casa Rosada consideran que este año “se juega en las urnas el futuro del modelo”, según argumentaban ayer a este diario, por lo que decidieron centralizar la estrategia comunicativa para hacerla más efectiva. No es casualidad que Abal Medina pase a ocupar un rol que interpretaba, desde la ya extinta Secretaría de Medios, Enrique Albistur, quien debió abandonar la función pública tras las difíciles, para el oficialismo, elecciones legislativas del 2009.

Por otra parte, la Presidenta decidió crear un Consejo de Coordinación de Políticas de Comunicación Pública, que buscará unificar criterios interjurisdiccionales “en materia de políticas de comunicación y difusión institucionales”, funcionar como nexo entre los distintos organismos del Estado que tengan a su cargo tareas de “comunicación de la gestión gubernamental”, encargarse de la “capacitación y desarrollo” del personal a cargo de esos roles e implementar “estrategias de comunicación de políticas regionales y sectoriales”.

El Consejo, encabezado por Abal Medina, estará integrado por los titulares de la Secretaría de Comunicaciones del Ministerio de Planificación, de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC, también bajo el ala de Julio De Vido), de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), de Télam y de Radio y Televisión Argentina (Rtasa); además de un representante del Consejo Asesor del Sistema de Televisión Digital Terrestre y otro del Ministerio de Educación.

Junto a la designación de Abal Medina al frente de la Secretaría, se confirmó la continuidad de Alfredo Scoccimarro en el área. El hasta ayer subsecretario de Medios, cargo desde el que funcionaba como virtual vocero de la Presidenta, continuará con ese rol pero bajo el nombre de subsecretario de Comunicación y Contenidos de Difusión. Scoccimarro, que llegó al gobierno como vocero de De Vido, se convirtió en el hombre de confianza de Néstor Kirchner en cuanto a la relación con los medios luego de que dejara la presidencia.

Por último, Abal Medina puso a dos cuadros de su mayor confianza al frente de otras dos subsecretarías, con una curiosidad: se trata de dos hermanos. Son Lucas y Facundo Nejamkis, que acompañaron el paso del flamante secretario por el Frepaso y la Ciencia Política. Lucas era el número dos de Gestión Pública y ahora ocupará la Subsecretaría de Comunicación Pública; mientras que su hermano Facundo, histórico colaborador de Chacho Alvarez, estará al frente de la Subsecretaría de Comunicación Estratégica. Todavía no se conocieron los detalles del rol específico que tendrá cada uno en el nuevo armado.

Página/12 , Jueves, 13 de enero de 2011 
VER MÁS

COMPARTIR

TVs e Radios